¿QUÉ TE IMPIDE?

Noviembre 2018


“Mientras iban juntos, llegaron a un lugar donde había agua, y el eunuco dijo: —

¡Mira, allí hay agua! ¿Qué impide que yo sea bautizado?” Hechos 8:36


Apreciado colaborador de La Voz de la Esperanza:

ruben-hutabarat-321378-unsplash (1).jpg

“¡Debes entregar tu vida a Cristo! Hoy el Señor te está llamando. Su segunda venida está a las puertas. ¿Qué te impide hacer tu entrega al Maestro?” Así insistía en oración con el llamado entre un bautismo y otro, para ver si algún alma indecisa tomaría su decisión por Cristo como Salvador personal y, por consiguiente, nacer de nuevo por el agua y el espíritu. “Tal vez vienes de un trasfondo de mucho sufrimiento. Has luchado contra el vicio, contra las tendencias de la carne, pero deseas ser salvo. ¿Qué te impide tomar la decisión y bautizarte en este mismo momento?”

De repente, se levantó Luzmila, una dama quien visitaba por primera vez la campaña de evangelismo en Richmond, Virginia, donde estaba predicando ese sábado de mañana. Interrumpió la reunión y en voz alta dijo: “Sí, Dios mío, ¡quiero! ¿Qué me impide que yo sea bautizada?” En lágrimas y levantando sus brazos en alto, se dirigió en dirección al bautisterio. Rápidamente las diaconisas la llevaron a cambiarse. Luzmila seguía alabando a Dios: “¡Gracias, Señor! ¡Tu eres mi Salvador! ¡Yo soy tuya!” Y en las aguas del bautismo, ella pronunciaba con gozo: “¡Tu Palabra es la verdad! ¡Me has guiado hasta aquí! ¡Quiero ser salva!”

Luzmila, oriunda de Venezuela, fue la única en su familia que pudo salir del país y escapar la situación horrenda de esa nación. Pasó por muchos acaecimientos, y ahora, aunque sin país natal, se encontró con Cristo. Emocionada reconoció que tenía un Salvador personal y una patria aparejada para ella en el cielo.

En las últimas semanas, las campañas de evangelismo de La Voz han traído frutos para la Patria Celestial en Puerto Rico, Jonesboro (Georgia), Otay (Baja California), Moreno Valley (California) y Richmond (Virginia). Junto con nuestros compañeros de trabajo, Junior K. Marchena y el Pastor Ángel Rodríguez, La Voz de la Esperanza ha bautizado ochenta y cuatro almas entre agosto y noviembre, ¡para gloria y honra de Dios! Y esperan bautizarse en las próximas semanas decenas de almas más.

En este mes de acción de gracias, La Voz de la Esperanza agradece al Dios Todopoderoso por los frutos de las almas bautizadas en nuestras campañas, a través del año 2018. Gracias a tu donación, oración, y esfuerzo, más de 20,000 personas se graduaron de los cursos bíblicos de La Voz este año. Hemos regalado Biblias a cada preso que se gradúa de nuestros cursos y enviado miles de materiales a nuestros oyentes y televidentes, para que ellos conozcan más de Cristo.

La Voz de la Esperanza sigue predicando el evangelio, a pesar de la gran lucha financiera que estamos pasando. En este mes de agradecimiento te rogamos que te unas a nosotros, enviando tu ofrenda a La Voz, para que continuemos esta santa labor de compartir el mensaje de salvación. Únete a Luzmila y, ¡con alegría alaba a Jehová!


Tus hermanos en Cristo,

Pastor Omar E. Grieve Nessy V. Pittau-Grieve

Director / Orador Directora Asociad


NOTA: Recuerda que La Voz de la Esperanza sigue enviando ropa, zapatos, productos de higiene y otros artículos a los necesitados en Venezuela. ¡Gracias por apoyarnos en este proyecto!