La Voz de la Esperanza ha sido y seguirá siendo una herramienta de testimonio poderoso en las manos de nuestros pastores y laicos, proclamando el evangelio eterno de Dios a un mundo en necesidad.
— Pastor Ernest Castillo, Vice Presidente de la División Norteamericana de IASD