NUESTRA HISTORIA

Cual una luz en medio de las sombras causadas por la Segunda Guerra Mundial, surgió en 1942, en Glendale, California, lo que comenzó con el nombre La Voz de la Profecía, y que más tarde se conocería como La Voz de la Esperanza. Su misión principal fue alcanzar con el evangelio de salvación –por medio de la radio–, a la población del mundo hispanohablante. Desde el mismo comienzo, el programa LA VOZ tuvo una tremenda acogida, que ha continuado a través de los años.

La misión de este programa, patrocinado por la Iglesia Adventista del Séptimo Día a nivel internacional, ha sido exaltar a Jesucristo como la única fuente de esperanza y salvación. Gracias al valiosísimo apoyo de innumerables personas, y por el poder de Dios, La Voz de la Esperanza ha sembrado, a los cuatro vientos, un mensaje cristiano de seguridad, de paz y de amor.

 

 

El doctor Braulio Pérez Marcio nació en España en 1904, se crió y educó en Argentina y ejerció la docencia en Centroamérica. En 1942, cuando ministraba en La Habana, Cuba, como pastor y evangelista, fue invitado para dirigir el programa radiofónico que se conocería internacionalmente como La Voz de la Esperanza. Fue, pues, su fundador y, además, su director y orador por más de 30 años. Dirigió, a lo largo de su ministerio, campañas de evangelismo en la totalidad de los países hispanoamericanos, al igual que entre la población hispana de Estados Unidos. Su erudición, su sensibilidad de escritor y poeta y su profunda comprensión de la lengua y la cultura hispanas, lo convirtieron en una personalidad muy influyente. Pero, sobre todo, fue un instrumento del Señor que, en forma gloriosa, exaltó la bendita esperanza del regreso del Señor.