Satanás Tiene Una Religión

“Satanás tiene una religión, tiene una sinagoga y adoradores devotos. Para llenar las filas de sus devotos, utiliza toda clase de engaños” (E.G. White, Manuscrito No. 66). El Señor nos dice que influencias espirituales y demoníacas introducirían encubiertamente herejías de perdición en los seres humanos, que negarían al Señor que los rescató, y que muchísima gente seguiría sus desilusiones (2 Pedro 2:1, 2).

Estimado lector, Dios profetizó, prediciendo la razón por la cual el pueblo de Israel iba a fracasar:  “Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento.” (Oseas 4:6)

¿Sabías que una nueva estadística de las películas de Hollywood formuló que el 60 % de lo que se produce tiene relación con el ocultismo y las creencias del más allá? En las películas y en la música se ha infiltrado un fenómeno sobrenatural. Todas estas ideas comenzaron hace unos años atrás y han infundido una fascinación con el ocultismo. Recuerdo cuando Christian lanzó el álbum “Un Segundo en el Tiempo”, donde aparecían frases como ´nunca oremos, demonio parao'.  Luego Ricky Martin se inmortalizó con la canción “Vive la Vida Loca”, y la lírica contiene lo siguiente: ´La tela de la araña, la uña del dragón, te lleva a los infiernos, ella es tu adicción´.

En la película de “Robinhood”, el héroe usa una bola de cristal para llamar al príncipe de las tinieblas y hace conjuros con los dedos de las manos, señales reconocidas como las mismas utilizadas por los satanistas para invocar demonios.

En la película animada de Hércules, el diablo sale del medio del abismo y dice que su nombre es “Hades, el señor de la muerte”. El gato del filme de La Cenicienta se llama Lucifer, el nombre original de satanás. En la película animada de “Pocahontas”, la chica protagonista va a un roble y consulta con el espíritu de alguien que había muerto hacía 400 años.

¿Por qué tanta fascinación con el ocultismo? Los que publican libros sobre temas que van desde la astrología hasta la brujería, indican un dramático aumento en las ventas. Lo quepercibimos es que en este mundo hay cada vez más ciegos espirituales guiando a los que eligen ser ciegos.  

Todo el concepto detrás del “Halloween” o Día de las Brujas, está relacionado con las tinieblas, la muerte, el temor, el engaño, los ritos paganos, y el satanismo. Bien lo explica Juan 10:10, donde dice: “El ladrón no vino sino para hurtar, matar y destruir: Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia.”

En la ciudad de Buffalo, Nueva York, una profesora de enseñanza primaria presentó a sus alumnos el Método Silva de Control Mental. Mediante este método, los alumnos de clase pudieron “visualizar” y “dialogar” con los supuestos espíritus de George Washington, Abraham Lincoln, y otros personajes famosos que habían muerto (Ravaged by the New Age, pg. 144). Pero la Biblia aclara que esos espíritus son engañadores, “porque el mismo Satanás se transfigura en ángel de luz” (2 Corintios 11:14)

Es sorprendente el apetito insaciable de la gente por el espiritismo. En I Timoteo 4:1 dice: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrina de demonio.” Dios amonesta contra estos misterios ocultos y prohibidos. Leemos en Deuteronomio 18:10-11: “No sea hallado en ti quien haga pasar su hijo o su hija por el fuego, ni practicante de adivinaciones, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni fraguador de encantamientos, ni quien pregunte a pitón, ni mágico, ni quien pregunte a los muertos. Porque es abominación a Jehová cualquiera que hace estas cosas y por estas abominaciones Jehová tu Dios las echo de delante de ti.”

La fiesta del Halloween (Día de las Brujas) ha sido prestada de los paganos, de los  sacerdotes druidas. El 31 de octubre era cuando decían ´trato o truco´. Era el día cuando más se practicaba la comunicación con los muertos y se invocaban a los espíritus. Se creía que en esa fiesta los gatos negros, brujas, enanitos y las hadas volaban y visitaban cada hogar. Hasta el día de hoy, el 31 de octubre es considerado por los brujos como el sábado negro. Los satanistas celebran su fiesta más importante del año el 31 de octubre.

No te inmiscuyas en las artimañas del enemigo. No te dejes engañar por satanás. Juan 8:44 dice: “No hay verdad en él; cuando habla mentira, de suyo habla, porque es mentiroso, y padre de mentira.” Piensa en esto: Si la fuente está contaminada, el río entero lo estará.  

Confía en Cristo y no serás engañado. Di con fe: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:12)

Pastor Omar E. Grieve - Director / Orador

La Voz de la Esperanza