Amables lectores es un placer informarles que en el año 2016 La Voz de la Esperanza condujo cerca de sesenta campañas de evangelismo; más de catorce mil personas se graduaron de nuestros cursos bíblicos y alcanzamos casi mil cuatrocientos bautismos. La gloria y la honra sean para nuestro Dios quien se deleita en hacer maravillas. Permítanme mencionar algunas de esas proezas ocurridas durante la última campaña de evangelismo dirigida por el pastor Ángel Rodríguez Medina en la iglesia Adventista de la ciudad de Hemet en California, Los Estados Unidos.

Eduardo García, un estudiante diligente de la biblia, visitaba varias iglesias procurando unirse a una de ellas. Cuando tomó la decisión de bautizarse, los líderes de la iglesia que escogió, le dijeron que no calificaba para el bautismo ya que carecía de conocimiento bíblico; además le recomendaron que para bautizarse, debía estudiar la biblia durante un año. Pero Eduardo anhelaba servirle a Dios; aspiraba una vida nueva para el año nuevo de modo que el sábado 10 de diciembre salió de la ciudad de Corona en el estado de California, donde reside con su esposa y con sus niños pequeños, sin rumbo alguno. En el momento cuando su esposa le preguntaba hacia dónde se dirigían ella vio en la placa del auto delantero la palabra Hemet y de inmediato le dijo: -Tu madre reside en la ciudad de Hemet, vamos a visitarla; pedido que Eduardo aprobó sin vacilar. Cuando llegaron a la casa, su madre salía para la iglesia adventista del séptimo día. Le explicó a su hijo que recientemente mientras viajaba en autobús vio el templo y decidió asistir al próximo servicio sabático. Entonces Eduardo, sin pensarlo dos veces mencionó; -nos vamos todos a la iglesia. Escucharon el sermón y observaron la ceremonia bautismal; luego cuando el pastor Ángel Rodríguez Medina, evangelista de La Voz de la Esperanza, invitó a los visitantes a aceptar a Cristo como Salvador personal, doce personas respondieron al llamado siendo Eduardo el primero en bautizarse en la ceremonia que dirigió el pastor Daniel Rumrill durante el programa final de la campaña.

El pastor Ángel Rodríguez Medina gozándose con los líderes de la iglesia de Hemet al escuchar el testimonio inspirador de Eduardo  

El pastor Ángel Rodríguez Medina gozándose con los líderes de la iglesia de Hemet al escuchar el testimonio inspirador de Eduardo

 

Rosy Narciso, acudió a la campaña de evangelismo devastada y deprimida; cuando el pastor Rodríguez conversó con ella le confesó que había intentado suicidarse varias veces, sin embargo el evangelio proclamado en la campaña Todavía hay Esperanza, fue el recurso que Dios usó para transformar su vida. Afirmó que su corazón gozaba de paz y seguridad gracias a la palabra de Dios y a la oración ferviente.

Durante la semana de evangelismo, Josué Paz, un joven judío, asistió a cada una de las reuniones. Él le recalcó a nuestro evangelista que aunque estaba bautizado en el bautismo de Juan, sentía que Dios lo invitaba a cultivar una relación de amor con el Señor Jesucristo. Al concluir la campaña, Josué aceptó a Cristo como Salvador personal tomando la decisión de bautizarse en la próxima ceremonia de la iglesia adventista. Él viajará a Cuba con nosotros para colaborar en la gran campaña ESPERANZA PARA CUBA a celebrarse del 4 al 18 de Marzo.

Sin lugar a dudas Dios continúa haciendo maravillas en nuestro ministerio. Es por eso que confiamos que Sus proezas se repetirán con frecuencia por lo tanto vislumbramos un futuro regio y suntuoso aquí en La Voz de la Esperanza. También contamos con tus oraciones y con tu apoyo financiero para seguir adelante proclamando un mensaje cristiano de paz, de seguridad y de amor.

Pastor Ángel Rodríguez Medina - Director de Evangelismo