La semana pasada (1-8 de octubre, 2016) La Voz de la Esperanza tuvo el privilegio de estar presente en dos diferentes ciudades.  
El Pastor Ángel Rodríguez - Director de Evangelismo - estuvo presentando una semana evangelística en Georgia.  Allí, por la gracia de Dios, doce almas entregaron sus corazones a Cristo y lo aceptaron como Salvador personal.


El Pastor Omar Grieve y Nessy Pittau-Grieve - Director y Directora Asociada respectivamente - fueron bendecidos con una semana de evangelismo en Grand Rapids, Michigan.  Más de treinta personas reconocieron que Jesucristo es Redentor y Salvador, entrando a las aguas del bautismo.
Digno de mencionar fue el milagro del bautismo de Peter, quien asistió toda la semana a las reuniones en Grand Rapids y según él mencionó, pudo entender todos los mensajes presentados en español, aunque su idioma más fuerte es el inglés.  Con alegría dijo que las predicaciones habían tocado su corazón.  


Una de las noches Peter le hizo un reto a Dios.  En oración le planteó:  -“Si el predicador me dice que él está dispuesto a bautizarme personalmente, entonces lo haré.”  Al final de la reunión, El Pastor Grieve, sin saber lo que había ocurrido, invitó a Peter a bautizarse y le ofreció que si él así lo deseaba, él lo bautizaría personalmente.  


-“En ese momento supe que Dios había contestado mi oración”, dijo Peter.  El sábado por la mañana, Peter entró a las aguas del bautismo, frente a cientos de testigos en la iglesia y su hijito, orgulloso de su padre, estuvo allí para ver el evento tan especial.
Estamos seguros que las huestes celestiales se regocijan con nosotros, pues Lucas 15:7 así lo manifiesta:  “Habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente.”  Y el Espíritu Santo hace Su obra maravillosa de salvación en la vida de aquellos que confían en el poder de Dios.
Mas hay mucho trabajo aún por realizarse.  Miles y miles todavía necesitan escuchar el mensaje salvífico de Dios.  Seguiremos firmes en nuestra misión de predicar el evangelio, contando siempre en las oraciones y apoyo de nuestros amigos de La Voz de la Esperanza.